Así es como decoramos con cuadros abstractos

Así es como decoramos con cuadros abstractos

  Admin

 (211)    (1)    1

  cuadros abstractoscuadros para salontipos de cuadros  

El arte abstracto tiene la peculiaridad de exigir al espacio que albergará ciertas condiciones para que pueda cumplir su función como elemento decorador. Por tal motivo, es importante que tengamos en cuenta algunos aspectos del lugar al momento de decidirnos a colgar cuadros abstractos.

Por ejemplo, puntos importantes como las dimensiones del espacio, la iluminación y los colores dispuestos en la estancia, debemos tenerlos en cuenta cuando de cuadros abstractos se trata. Vamos, profundicemos un poco sobre ello y conozcamos en detalle sobre cómo debemos proceder cuando queremos decorar con cuadros  abstractos.

Sabemos que las pinturas de esta naturaleza son perfectas para aportar elegancia y belleza a nuestro salón, oficina, sala o dormitorio. Pero, para lograrlo, necesitamos estar claros sobre las cuatro reglas del interiorismo para una correcta elección de nuestro cuadro al óleo abstracto.

Las cuatro reglas de la decoración interior con arte abstracto

1 – Proporción

Nuestros cuadros abstractos a elegir deben estar acordes al tamaño la estancia dispuesta y a la pared donde serán colgados. Lo que queremos dar a entender con esta primera regla es que las medidas de estos cuadros deben ser coherentes conforme el lugar. Por ejemplo, si nuestra sala es de tamaño reducido, lo correcto sería colgar cuadros abstractos pequeños o medianos. Lo importante es que podamos apreciar uniformidad con respecto a las dimensiones.

2 – Colores

Las pinturas que vayamos a comprar, sobre todo las de arte abstracto, deben recoger las tonalidades presentes en el lugar que le albergará, teniendo el cuadro el papel protagónico con colores más vivos.

3 – Luz

Si nuestro espacio es de la luz abundante, lo correcto sería un abstracto con colores menos intensos. Con ello buscamos apaciguar tanta iluminación para crear un equilibrio y evitar la intensidad del brillo.

4 – Textura

La última pero no menos importante regla es la textura. Es un detalle que no debemos dejar pasar por debajo de la mesa, ya que los contrastes que podamos lograr entre nuestros cuadros al óleo abstracto y el resto de los elementos de la decoración será un gran punto a favor para nosotros como interioristas. Por ejemplo, si tenemos un sofá de piel lisa, una pintura abstracta de textura rugosa lucirá espectacular.

Teniendo en cuenta estas normas de interiorismo, lo único que requerimos es un poco de sentido común para conseguir un decorado perfecto con nuestros cuadros abstractos. El siguiente paso, elegir nuestra pintura, así que puedes empezar desde ya dirigiéndote a nuestro apartado de pinturas abstractas.

 (211)    (1)    1

  •  Comentarios ( 1 )
 Pete Albanez
Hola hacia tiempo que buscaba un blog con este tipo de articulos e informaciones. Muchas gracias
Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Captcha