Todo lo que debemos saber sobre los cuadros al óleo

Todo lo que debemos saber sobre los cuadros al óleo

  Soler Carbonell

 (152)    (1)    0

  tipos de cuadros

Es una de las pinturas más populares y maravillosas. En este artículo aprenderemos todos sobre esta técnica pictórica que mezcla pigmentos con aceite de linaza: los cuadros al óleo por encargo.

Composición de los cuadros al óleo

Entendemos primero que las pinturas al óleo tienen una base aceitosa que, ciertamente, las hacen bastante atractiva, preferida por la mayoría de los artistas para trabajar, ya que los aceites le aportan fluidez a la pintura. A nivel visual, ésta es una especie de masa muy espesa y dura, pero muy manipulable y fácil de trabajar por cómo se desliza sobre cualquier soporte.

Los óleos tienen el privilegio de crear una extensa paleta de colores partiendo de la combinación de los colores base, obteniendo un resultado de gran calidad. Sin embargo, el aceite que los compone, hace que la pintura tarde en secar y, ante lo cual, los cuadros no requieren realizarse en un periodo determinado, sino que podemos extender el tiempo de elaboración.

Otra de las grandes bondades de la pintura al óleo es su acabado brillante, de color muy vivo llamativo, y que ayuda además a su conservación durante siglos, literalmente. De hecho, con escasos controles de conservación, limpieza y restauración la pintura permanece intacta con el pasar del tiempo.

Pintura al óleo, no solo en lienzos

Esta versátil técnica permite ser aplicada en distintos soportes de variada naturaleza como el metal, el marfil, la madera, la piedra y los más comunes que son el lienzo y la tabla, este último fue el utilizado por Leonardo da Vinci para realizar la espectacular e inconfundible obra de La Gioconda que actualmente se expone en el museo de Louvre en Francia.

Así que no nos sorprenda, porque el uso la pintura al óleo data desde la antigüedad, extendiéndose entre los artistas de la Edad Media, aunque todavía no terminaba de desplazar a la pintura al temple o al fresco.

Sin embargo, no fue sino hasta finales del siglo XIV cuando se comenzó con la utilización del óleo ante la debacle de otras técnicas, considerando que ésta tiene un secado mucho más lento que las otras y permitía algún tipo de corrección durante la realización, además de una estupenda estabilidad y conservación de los colores.

Un dato interesante es que fueron los pintores de Flandes los primeros artistas en usar el óleo asiduamente y no Jan Van Eyck, a quien de manera errónea se le atribuyó la invención de esta exquisita técnica.

Entre las obras más reconocidas en el mundo bajo esta técnica están, la de Jan van Eyck, Retrato de los esposos Arnolfini, óleo sobre tabla, Las espigadoras, óleo sobre lienzo, de Jean-François Millet, Las tres gracias, óleo sobre cobre, de Jacopo Zucchi, entre muchas otras pinturas de envergadura.

Es una técnica usada por los grandes del arte, y que después de tantos años sigue vigente y latiendo fuerte en el mundo, por eso es conveniente saber un poco del tema si estamos interesados en los cuadros al óleo.

 (152)    (1)    0

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Deja un comentario
Captcha